domingo, 5 de agosto de 2007

Hace años... Erase un poema... (POEMA !!..tas loco !!...eso no es un poema !!)

Hussein, La trigonometria, fin del cole, mi primera enamorada se habia ido, que estudiar, las bombas atomicas de Francia, La miseria en el mundo, Fujimori, el terrorismo, capturaron a otro terruco mas. El pais salia lentamente adelante. Mi abuelito que falleció, el que me enseño a jugar ajedrez. Los duendes y el dinero.

Estas eran algunas de las cosas que como pleno chibolo, justito antes de los 20 años, me preocupaban. Un dia me sente y escribi lo que viene a continuación. Ahora, a mucho mas de 10 años después..lo leo... con otras preocupaciones en la cabeza... unas mas diferentes, otras mas costosas, otras mas filudas, otras mas desesperantes, otras con mas experiencia, otras con mas esperanza y muchas con una sonrisa en el rostro y el optimismo de que todo va a salir muy bien en adelante.

Otras con amargura (como la cuenta de teléfono y los malditos de Telefónica)

Bueno aquí va... Eduardo a mediados de los 90:

Una estrella nació en el profundo espacio dejando esperar su luz a millones de años luz a varios sistemas solares y la planta de caña que nace y que crece en un lote baldío y olvidado por el que pasan algunos ingleses con sobretodo y un sombrero.

Los pequeños duendes que acechan tu cabeza buscando alguna moneda de oro y un trozo de papel en el cual escribir sus vidas. Todo para construir una mesa, una casa, un techo y la cola de un perro Chow Chow que te mira con ojos de dulzura junto con una gran placa de circuitos eléctricos para morir mejorando este vivido mundo que no para de caer en el abismo de sus propios errores.

Fabricar ladrillos de arena con el coseno de 37 grados es lo más fácil de la dificultad de terminarlo. El rio, el agua y las ideas no se fusionan en este ciego país que ve que en 5 años todo es posible menos lo imposible y el salto de un hombre inesperado encima de la cerca de este mundo.

Dios, la piedra y un esclavo se preocupan, pero el tono opaco de la cara de un agonizante anciano que enseña la fe de los que no creen pero ni en su madre. Hussein, el misilero ve una partida de ajedrez y el alfil mira en una plaza de toros los cuernos de un toro en el brazo de un bebe que torea la vida de los elogios concretos y suaves como el viento.

Eduardo RG

1 comentario:

Joy dijo...

Dicen que recordar, ...es volver a vivir,.. y tú lo acabas de hacer, y al leerlo yo también.
Es cierto, yo no lo escribí, pero imagino que algo parecido o diferente también creé. Remontarse 17 años atrás, no es un deber, es un derecho propio que tenemos al nacer.
Quizás maravillosos años 90,... mmmm...inocencia aún no perdida, sueños y metas por cumplir, el pensamiento hecho letra, aunque haya poesía o no.
Gracias ;)